25 de mayo de 2018

Especial: saga Harry Potter

Ficha
Autor: J.K. Rowling
Título: Saga Harry Potter
Género: Novela
Páginas: 4.100 páginas (saga completa)
Editorial: Salamandra (1998-2008)




La verdadera magia de Harry Potter



Había pasado casi una década desde que leí por última vez la saga de Harry Potter al completo. Hace unas semanas sentí una extraña llamada, me apetecía releer de nuevo las aventuras de ‘El niño que sobrevivió’, y me puse a ello. Lo hice con cierto miedo, no puedo esconderlo, temía sentir que unos libros que tanto significaban para mí, quedasen ahora enmarcados en una literatura juvenil que no me aportase lo mismo que en su día y que me regalara poco más que el recuerdo de unos maravillosos momentos de emoción por la lectura. El miedo a esta posible sensación no era baladí, ya que me ha ocurrido con otras sagas y libros que leí con fruición en mi infancia y adolescencia y que, repasados ahora, con una edad adulta y cientos de libros a mis espaldas, no surten el mismo efecto, por mal que me pese, ya que la literatura juvenil y aquella dirigida a niños me parece realmente útil y más compleja de lo que puede parecer inicialmente, ya que los niños son un público exigente y lograr conectar con sus mentes suele ser fruto de una extraña conexión que nadie sabe cuándo puede surgir.





Afortunadamente, me equivocaba con Harry Potter, y nada de esto me ha sucedido. Al volver a leer cada una de las novelas he podido comprobar lo siguiente:

  • No sólo he disfrutado de las tramas y personajes, sino que he rememorado detalles que creía olvidados y que me han hecho darme cuenta de la complejidad de la saga. Detalles que escapan al metraje de las películas, por pura duración lógica, y que lograr hacer mucho más comprensible algunos pasajes que en las escenas fílmicas quedan no logran mostrar en toda su extensión. Pasa, en mi opinión, a partir de la cuarta película, Harry Potter y el cáliz de fuego, en adelante, donde las tramas llevadas a la gran pantalla palidecen en comparación a las de las novelas. 

  • Considero que son libros que realmente tienen poco de juvenil, sin que eso tenga, por supuesto, nada de malo, más allá de la estética que engloba a las localizaciones y a algunos personajes. Al contrario, presenta una estructura totalmente medida, vertebrada a lo largo de los siete libros en la que se hacen patentes mensajes sobre el racismo, la desigualdad, la discriminación, la responsabilidad, el amor y los lazos de la amistad, entre otros, desde una perspectiva realmente adulta. De igual manera, esto es algo que también se puede comprobar con mayor perspectiva al leer las novelas, ya que en ellas aparecen pasajes como la defensa de Hermione hacia el colectivo de los elfos domésticos, a través de la creación de un sindicato desde el que llega a promover huelgas como la permanente relación de amistad de Harry con las personas más marginadas que aparecen en los libros, Luna Lovegood, Hagrid, etc.

  • El diseño de los personajes es simplemente sensacional. Desde la elección de sus nombres hasta su personalidad, tremendamente marcada. Al leer sientes que cada uno de ellos parece tener una presencia que trasciende de las páginas y las letras, casi como si se tratasen de personas reales a las que puedes tocar. Cada uno tiene uno o varios personas que guarda como especiales y que quedan en su memoria. Personalmente, me marcó especialmente Remus Lupin por su desbordante personalidad.




Por todo esto y mucho más, he sentido que la verdadera magia de Harry Potter va mucho más allá de los hechizos de su varita. Me ha ocurrido lo mismo que cuando los leí por primera vez, no podía dejar de hacerlo. Las páginas pasan a toda velocidad y la historia fluye sin cortapisas. Cuando eso ocurre te das cuenta de que estás ante algo diferente al resto, y es lo que me ha vuelto a suceder con la saga de Rowling. Son libros que marcaron a toda una generación y, lo más importante, a muchos niños y niñas del mundo a los que antes de encontrarse un día con Harry Potter y la piedra filosofal, no les gustaba leer o no habían cogido un libro por propia voluntad para disfrutar y soñar con él. Ése es el verdadero mérito de Harry Potter y de su autora, haber logrado que millones de personas se interesaran por la lectura y que después de leer las aventuras del mago más famoso del mundo siguieran leyendo y descubriendo otras historias que, al final, les llevan a descubrirse a sí mismos. El expreso de Hogwarts sigue llevando a miles de mentes hacia el colegio y esa es la mejor de las noticias. 






Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 5/5                                                      
Originalidad: 5/5                                                      9.5
Relevancia genérica: 5/5
Complejidad lectora: 3/5

13 de febrero de 2018

Ready Player One

Ficha
Autor: Ernest Cline
Título: Ready Player One
Género: Novela
Páginas: 464
Editorial: Ediciones B (2011)







Bienvenidos a Oasis


Si tuviera que escoger un adjetivo para calificar o definir a Ready Player One mi elección sería el de original. De principio a fin, la obra de Ernest Cline rebosa originalidad. En un mundo como el actual, en el que parece que todo está inventado y en el que todo se repite, Ready Player One supone un soplo de aire fresco inmenso y se convierte, por méritos propios, en una obra generacional dentro de la ciencia ficción como en su día lo fue Blade Runner. Como indica una de las solapas de su edición en tapa blanda, la novela ha alcanzado el verdadero éxito, 6 años después de su publicación, gracias al boca a boca del lector, que ha sabido comprender que tenía entre manos un libro diferente. Doy fe de ello. Lo recomendaría a cualquiera, sin importar la edad o su predilección por el género de la ciencia ficción. Personalmente, dicho género no es de mis favoritos. Con excepción de algunos grandes clásicos de Philip K. Dick, Isaac Asimov y algún otro, apenas he explorado concienzudamente dicha parte de la literatura. Sin embargo, creo que Ready Player One trasciende a su género y puede hacer las delicias de cualquier persona que ame la lectura.

El planteamiento de la obra sorprende desde el inicio, pronto te ves integrado en su estructura y su proposición y, a pesar de ambientarse en un futuro dominado por la tecnología, no parece ser una utopía como lo fue en su día el ideado en Blade Runner. Quizá tengamos esa sensación, o al menos yo la he tenido, por la conciencia de convivir en una sociedad individualista que se preocupa más por su beneficio y entretenimiento que por el correcto devenir del conjunto. Las posibilidades de abstracción que ofrece el mundo de Oasis en el que transcurre la historia resultan ciertamente atractivas para una persona que vive en 2018 y creo que si el dispositivo existiera, tendría a millones de personas dispuestas a convertirse en usuarios.





En mis reseñas trato de no hablar en profundidad de la trama del novela o sus personajes, y sí de las sensaciones que me ha provocado. Cuando terminé Ready Player One tuve claras varias cosas. En primer lugar, sé que es un libro que volveré a leer, y eso es algo que no me ocurre a menudo. Es una historia a la que seguro tendré ganas de regresar para evadirme y soñar con un mundo paralelo tan interesante y rico en detalles como el que propone Oasis. También tengo claro que se va a convertir, si no lo ha hecho ya, en lo que se suele denominar "libro de culto", como los hay en todos los géneros. Un libro que marca a muchas personas y que pasa de padres a hijos, de hermanos a hermanos o de amigos a amigos. No es sencillo conseguir eso y me alegro de que un autor anónimo, sin una gran editorial a sus espaldas y sin apenas publicidad y repercusión, lo haya podido conseguir. Es un libro que transmite pasión por la lectura y por aquello que cuenta, se puede palpar la necesidad y las ganas que tenía el autor de contar una historia que sólo se le ocurrió a él y que tiene una vasta cantidad de detalles y puntos de unión que la hacen profundamente única y especial.


Otro aspecto que me encanta de la novela es el profundo amor del autor por algo que ha sido criticado muchas veces desde la ignorancia y que en Ready Player One es el eje de la trama y casi de cada una de las 464 páginas del libro: los videojuegos. Si yo he disfrutado con las miles de referencias a juegos de la década de los ochenta sin haber vivido esa época, imagino que los que fueron jóvenes por aquel entonces y vivieron el nacimiento y auge de esas licencias no habrán podido dejar de sonreír y rememorar aquellos buenos tiempos. Es realmente sorprendente ver cómo Cline ha logrado relacionar tantos videojuegos como motor de la trama, con homenajes constantes a cientos de escritores, cineastas y creadores de videojuegos. Leer Ready Player One es viajar a la mente de un jugador que disfruta cada vez que coge un mando o un joystick y pasa horas delante de una pantalla.


Muchos han comparado a esta novela con Harry Potter y han comenzado a hablar de que podría ser el comienzo de una saga de varios números. Personalmente, creo que es uno de esos libros que funcionan mejor en solitario, además de que no encuentro sentido a otorgarle la presión de compararlo con una obra de tanto calibre como la de J.K. Rowling. Si en algún momento el autor decide revivir a los personajes espero que sea por propia elección y que los lectores no miremos a esa obra con una exigencia desmedida. Yo, de momento, me quedo con un gran sabor de boca, con una enorme experiencia y con la sensación de haber leído algo que tardaré mucho tiempo en olvidar.

¡Larga vida a Oasis!






Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 5/5                                                      
Originalidad: 5/5                                                      9
Relevancia genérica: 5/5
Complejidad lectora: 2/5

1 de diciembre de 2017

El fuego invisible

Ficha
Autor: Javier Sierra
Título: El fuego invisible
Género: Novela
Páginas: 480
Editorial: Planeta (2017)




El fuego (in)visible de Javier Sierra


No creo que exista ningún problema en reconocer que el último trabajo de uno de mis escritores favoritos, y referentes dentro del mundo del Misterio, no me haya acabado de convencer o que, simplemente, estuviera esperando otro tipo de novela, temática o enfoque. Esperaba con muchas ganas la nueva novela de Javier Sierra y ésta, a pesar de que es una obra entretenida y de la que se pueden extraer muchas conclusiones, no destaca en mi propio ránking interno del autor, ni si quiera alcanza el podio. Pero es mi opinión, claro.

Lo cierto es que El fuego invisible no pudo salir al mercado de una mejor manera. Tras varios años de rumores, Javier Sierra se alzó como ganador del premio Planeta, uno de los mayores galardones de las letras hispánicas. Y sí, lo ha conseguido con esta obra así que, ya os avanzo que probablemente sea yo el que esté equivocado en mi análisis. Dicho esto, encuentro similitudes entre este premio y el Óscar que recibió Leonardo Di Caprio por El renacido. ¿Era su mejor película? No. ¿Merecía la estatuilla tiempo atrás por otras magníficas interpretaciones? Creo que nadie podría negarlo. Lo mismo me sucede con Sierra y su 'Fuego insivisible', el turolense merecía el galardón de Planeta por obras como El Maestro del Prado o La cena secreta pero es ahora cuando le llega este reconocimiento. Y me alegro de que así sea porque Javier Sierra representa un adalid del mundo de la investigación rigurosa del mundo del Misterio y de una temática muchas veces estigmatizada, algo que me gustaría pensar que puede cambiar gracias a esta obra y su repercusión.




En mis reseñas no me gusta destripar el argumento o la trama de los libros, ya que no pretendo influir en el lector y sí dejar que cada uno lo disfrute e interprete a su manera. Sin embargo, sí voy a apuntar aquellos aspectos que me han agradado y aquellos otros que han hecho que el libro no vaya a sumarse al grupo de mis favoritos.

Comencemos por lo positivo. Como sucede siempre en los libros de Javier Sierra, y en éste es en el que más lo he sentido, se palpa un notabilísimo trabajo de documentación e investigación a lo largo de la novela. Creo ver en mi imaginación al propio autor viajando por cada una de las localizaciones en las que los protagonistas indagan y descubren nuevos datos que anotan con éxtasis en libretas desgastadas. Así vislumbro a Sierra a lo largo del proceso de creación de uno de sus libros, trabajando a destajo en rescatar datos olvidados y poder plasmarlos después en las páginas que hará llegar a los lectores. Como digo, en ese aspecto el libro funciona casi como un ensayo ya que se puede aprender con soltura sobre aquello que se nos narra.




Otro aspecto que ha llamado mi atención es el gran inicio que tiene el libro. Desde mi humilde opinión, creo que con El fuego invisible, Javier Sierra ha alcanzado su máximo nivel literario hasta la fecha en cuanto a narración y referencias a otras obras se refiere. Las primeras 100 páginas del libro son una auténtica delicia y, por lo menos en mi caso, lograron impactarme por su calidad técnica.

Como aspecto negativo y motivo por el cual la novela no pasa a ser una de mis predilectas dentro de la bibliografía del autor es que, simplemente, no he llegado a conectar con ese fuego invisible del que habla la obra. Me parece que es una trama algo densa y que se diluye por momentos y sobre todo, demasiado abstracta. Entiendo la intención y aquello que trata de comunicar y, posiblemente, lea esta obra dentro de un tiempo y logre conectar mejor con ella y su fondo me impacte más que su forma, pero no ha sido así en estos momentos. Es un verdadero misterio el porqué un libro se une a ti más que otro, aún cuando parece presentar, como en este caso, los ingredientes perfectos para que esa magia se produzca.

A pesar de todo, mi admiración por Javier Sierra no ha decrecido ni un ápice ya que es para mi un auténtico referente como escritor y como comunicador, una de esas personas de las que se puede aprender casi de cada palabra que sale de su boca. Siempre estaré pendiente de su obra y siempre habrá un hueco en mi biblioteca para todos sus trabajos.




Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 3/5                                                      
Originalidad: 4/5                                                      7
Relevancia genérica: 3/5
Dificultad lectora: 3/5

11 de noviembre de 2017

Origen

Ficha
Autor: Dan Brown
Título: Origen
Género: Novela
Páginas: 640
Editorial: Planeta (2017)



Dan Brown contra Dan Brown


Me dejo caer de nuevo por este humilde y pequeño rincón de la gran e infinita internet para hablar sobre la última novela del estadounidense Dan Brown. Quizá Brown sea uno de los mayores ejemplos de un escritor que se convierte en un auténtico best seller, de la noche a la mañana, gracias a un libro de éxito y que, desde ese momento, sus siguientes obras salen a la venta con un marchamo de rentabilidad adherido a sus páginas. Pero esto no es sinónimo de calidad, algo que es palpable en Origen casi desde el primer momento. El Código Da Vinci es esa obra que encumbró a Brown hasta los altares de la literatura o, al menos, para los registros históricos de la literatura, ya que es uno de los diez libros más vendidos desde que el mundo es mundo o por lo menos desde que alguien se molesta en anotar los datos de ventas.

Pero dejemos a un lado la novela sobre el misterioso linaje de Cristo para adentrarnos en Origen, la última aventura escrita de Brown y su alter ego y protagonista de sus novelas, el profesor Robert Langdon. En la contraportada del libro encontramos dos preguntas escritas con letras mayúsculas que marcarán y dirigirán la esencia del libro: ¿DÓNDE VENIMOS?, ¿ADÓNDE VAMOS? A priori, pensé, Brown había vuelto a acertar de lleno articulando una trama que lograba conectar con el lector, incluso desde antes de abrirlo. Siempre he creído que ese era el mayor mérito del autor, conseguir una simbiosis perfecta entre unas novelas escritas sin alardes narrativos técnicos pero sí correctas y con una sorprendente dosis de adicción, además de inocular unas premisas que remitían al interior de cada uno y que lograban remover conciencias. Creo que Brown ha perdido el toque. Empecé a dudarlo con El símbolo perdido, casi creí que remontaba con Inferno, pero con Origen ha tocado fondo.



No pretendo hablar mucho de la trama, ambientada en diferentes ciudades de España que delatan la cercanía, siempre reconocida, del autor con este país. Pero sí quiero reflexionar sobre el fondo y la forma que constituyen este nuevo producto del estadounidense, ya que es ahí donde creo que ha mostrado sus carencias, cada vez más evidentes. En primer lugar, Brown repite, una vez más, la estructura jamesbondiana de reclamar al tranquilo profesor Langdon para una aventura en la que acabará acompañado de una atractiva mujer, con la que por supuesto terminará existiendo una relación de atracción, y deberá ocuparse del nada nimio objetivo de salvar el mundo. Lo ha hecho en cada una de sus novelas en las que el profesor de simbología es protagonista y es, en mi opinión, una fórmula agotada, básicamente por su previsibilidad y poca aportación novedosa. Por otra parte, otro de los defectos que he visto y que ha conseguido exasperarme es su abuso de clichés referidos a la cultura e idiosincrasia españolas. Quizá al ser español lo haya notado más que en otras novelas en las que por mi propia ignorancia hacia los países y ciudades en los que se desarrolla, no lograba captar. Pero, a pesar de ello, creo que el exceso es evidente. En algunos pasajes incluso parece notarse el rencor de Brown hacia ciertos sectores como la iglesia o la monarquía, algo que personalmente no me importa, ya que es su opinión, pero que sí logra sacarme de la novela.




El otro punto fuerte negativo de la obra que atisbo a ver o a sentir es que la trama que presenta no lleva a ninguna parte. En sus anteriores novelas ha hablado de Cristo, sectas como los Illuminati o los masones, de conspiraciones o virus. Esta vez, cierro el libro sin saber de qué ha hablado. La ocasión en la que menos he disfrutado de la relación que suele establecer entre arte y misterio. Es un quiero y no puedo constante a lo largo de casi setecientas páginas que, en algunos momentos, se hacen pesadas y densas.

No todo es malo en la novela. Sigo destacando como meritorio el ritmo que Brown logra imprimir a sus obras. A pesar del ligero tedio en algunos pasajes que acabo de apuntar, la mayor parte del libro se lee con la rapidez y la intensidad a las que nos tiene acostumbrados el autor, algo que en este caso en el que la trama no es tan potente, se agradece. Creo que soy exigente con Dan Brown porque lo soy con aquellos de los que espero algo importante que me haga aprender, emocionarme o entretenerme de una forma activa. No ha sido este el caso y creo que Origen es una novela que no tendré ganas de releer hasta dentro de mucho tiempo. Es, ante todo, una oportunidad perdida y a mi parecer, el más flojo de los siete libros publicados hasta la fecha de Brown. Toca esperar al siguiente.




Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 2/5                                                      
Originalidad: 3/5                                                     6,5
Relevancia genérica: 2/5
Dificultad lectora: 2/5

6 de abril de 2017

La verdad sobre el caso Harry Quebert

Ficha
Autor: Joël Dicker
Título: La verdad sobre el caso Harry Quebert
Género: Novela
Páginas: 672
Editorial: Alfaguara (2012)



Lo reconozco, tengo algo abandonado este blog. No a propósito, desde luego, pero así es, no puedo negarlo. Hace un par de años acudía a este espacio casi como si se tratase de una terapia cibernética de desahogo, con la necesidad de contar y expresar qué sensaciones me aportaban los libros que leía. Con el tiempo esa necesidad ha ido disminuyendo, y me guardo esos pensamientos. Pero con La verdad sobre el caso Harry Quebert he vuelto a sentirlo, tengo que hablaros de este libro, uno de los más especiales que he encontrado en mucho tiempo.

Con este libro me pasó algo que prueba, una vez más, lo malos que son los prejuicios. Recuerdo cuando se publicó La verdad sobre el caso Harry Quebert fue todo un éxito y las librerías se llenaron de ejemplares. Pensé que sería un best seller más. La novela negra estaba, y sigue estando, de moda y no le di más importancia. Pasados unos meses constaté que el libro seguía en el apartado de novedades, y en el de más vendidos, y hasta me dio cierta rabia. Todo el mundo hablaba de él y no quería ser uno más del rebaño. Por aquel entonces no sabía lo equivocado que estaba. 




Hace poco estaba en casa de un amigo, y vi en su librería el libro. No sé muy bien la razón, pero se lo pedí prestado. Lo empecé esa misma noche y me ocurrió lo mismo que me sucede con los libros que han marcado mi vida. No podía dejar de leer. Me sorprendía casi con cada página y pensaba en lo mucho que me gustaría escribir algún día la mitad de bien que Joël Dicker. 

No pienso spoilear sobre el libro, ni tampoco con aspectos de la trama, os invito a que lo descubráis vosotros. La verdad sobre el caso Harry Quebert mezcla novela negra, policiaca, intriga y seducción. La relación de dos de sus protagonistas remite al clásico de Nabokov, Lolita, en el que un adulto mantiene una relación con una adolescente que no alcanza los 16 años. Y me callo ya, que os he dicho que no iba a decir nada importante. Lo que sí os puedo contar es un detalle que me encanta y que ya he comentado en otras ocasiones en este blog. En la novela se habla sobre libros, el protagonista principal es un escritor frustrado que necesita publicar su segunda obra y busca la inspiración en el pequeño pueblo de Aurora. En el proceso se transmite el amor de Dicker por los libros, además de  realizar una crítica velada hacia las editoriales que sólo buscan hacer caja, encarnada en uno de los personajes más irritables del libro. Para los que nos gusta escribir este es uno de los mejores aspectos de la trama.  



 
Narrativamente es un libro sorprendente en cuanto al estilo y la estructura. Establece una triple historia paralela por la que nos sitúa años atrás, a través de flashbacks, y que nos acompañará a lo largo de todo el libro. Sus 672 páginas no deben asustaros, las pasarás muy rápido porque no vas a dejar de leer. 


Opinión

Tengo muy claro lo que decir en este apartado: no os equivoquéis como hice yo. Si pasais por una librería y veis La verdad sobre el caso Harry Quebert, aunque sea de reojo, deteneos. Acercaos hasta donde esté y lleváoslo a casa. No sé cuál es vuestro género favorito, pero sí sé que si sois lectores, amaréis este libro.




Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 5/5                                                      9.5
Originalidad: 5/5
Relevancia genérica: 4/5
Dificultad lectora: 3/5

2 de febrero de 2017

Irène

Ficha
Autor: Pierre Lemaitre
Título: Irène
Género: Novela
Páginas: 393
Editorial: Alfaguara (2015)




Suele decirse aquello de que la realidad supera a la ficción, por terrible que pueda parecer. Algo con lo que estoy de acuerdo. Sin embargo, en otras ocasiones, existen algunas ficciones que nos llevan a cotas en las que resulta complicado imaginar una realidad tan tenebrosa. Yo, que presumo de no asustarme fácilmente, de haber leído y disfrutado incontables libros de terror, de hallar un culpable disfrute en novelas negras con elaborados asesinatos, confieso que Irène ha sido, por momentos, una experiencia realmente desagradable e incómoda.

En los últimos años la novela negra o policial está de moda, desde la irrupción meteórica de la saga Millenium, del genial Stieg Larsson, las librerías, incluso las consideradas mainstream, se han llenado de obras del género. A los lectores más puristas no les acaba de gustar este apogeo comercial, a mí no me importa, de hecho a priori me gusta que haya donde elegir en un género que me gusta tanto, pero creo necesario separar el grano de la paja y recomiendo no acudir al último best seller del mes número 1 en ventas en USA, bla, bla, bla. Lo que todos ya sabemos y siempre nos repiten, sobre todo si el libro se adapta a la gran pantalla. 

Pierre Lemaitre es quizá algo desconocido en España por parte del gran público, aunque es toda institución en Francia, su país natal, en donde se le considera un "clásico en potencia" según la opinión de expertos versados en el género. Yo lo conocí, al igual que a esta novela, a través del programa Negra y Criminal, de la Cadena SER, en donde se realizó una increíble dramatización teatralizada dividida en tres partes sobre Irène, y que me descubrió a este autor, además de darme la noche. 



Ya lo he comentado más de una vez en este blog, me gustan mucho los libros en los que los libros son protagonistas, valga la redundancia. En Irène, el asesino que perturbará tus pesadillas si te atraves a adentrarte en la obra y cuyo nombre no revelaré, recrea paso a paso asesinatos narrados en libros como American Psycho y otros clásicos de la novela negra. Es por ello que la prensa comienza a llamarle "El novelista", un apodo romántico que le aporta un siniestro encanto. Un peculiar comandante de la policia francesa de tan sólo 1 metro y medio de altura, pero con una inteligencia brillante, deberá seguir sus pasos y tratar de adelantarse al próximo crimen. Eso si encuentra el libro en el que se basará el asesino...

En las cartas en las que, en un momento dado de la trama, el asesino se dirige al comandante es donde se encuentran los mayores puntos de intensidad. En ellas, el macabro criminal narra de forma explícita cómo ha desarrollado sus matanzas, incluyendo hasta el más mínimo detalle. No os las recomiendo si sois aprensivos. 




Narrativamente es un libro realmente brillante, Lemaitre no es un autor recién llegado, se palpa un estilo depurado y trabajado sobre un registro más elevado del habitual. Si la historia te engancha, cosa muy probable, es un libro de los que se devoran. Cada uno tiene su ritmo de lectura, pero en condiciones normales es una obra que en unos pocos días puede leerse sin problemas.



Opinión

He disfrutado mucho Irène, me gustan los libros que me sorprenden y que me generan sensaciones intensas y distintas, algo que no suele ocurrir a menudo. A partir de una idea genial, Lemaitre traza una trama ocurrente y adictiva en la que no guarda espacio para la piedad o los remilgos. Es una novela dura, muy dura y tremendamente explícita, con un final al que no me atrevo a poner adjetivo, porque cruel se queda muy corto. Os invito a leerla, seáis amantes del género negro o simplemente de la lectura, estoy convencido de que no podréis olvidarla. 




Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 4/5                                                      9
Originalidad: 4/5
Relevancia genérica: 4/5
Dificultad lectora: 3/5

11 de noviembre de 2016

Sumisión

Ficha
Autores: Michel Houellebecq 
Género: Novela
Páginas: 288
Editorial: Anagrama (2015)





Una recomendación muy especial me llevó a descubrir Sumisión y a su autor, Michel Houellebecq. Junto con el acertado consejo que me condujo hasta la novela tuve una sensación que me sucede en ocasiones, esa que sin saber la razón te hace prever que estás ante un buen libro, unas páginas que pueden aportar entretenimiento y también aprendizaje. No me equivocaba, Sumisión me sorprendió y me hizo pensar, durante y después de acabarlo, sobre el modo de vida occidental y sobre el mío propio.


Sumisión ha sido una de las novelas más polémicas de los últimos dos años en Europa y especialmente en Francia, país del autor. ¿A qué se debe este rechazo? El planteamiento de la trama en la sinopsis nos puede dar una primera pista de ello: " Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses. Los judíos han emigrado a Israel, las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones. La Sorbona es ahora una universidad islámica en la que profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: <<No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.>>"


La propuesta de Houellebecq es más que atrevida, plantear una invasión física e intelectual a corto plazo en Francia, y hacerlo justo en el momento de tensión internacional que vivimos le llevó a ser criticado hasta por las instituciones políticas. Y es que el día de la publicación de la novela no pudo ser más acertado, o desacertado, según se mire... 

Y digo esto porque Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día del trágico atentado contra Charlie Hebdo, una macabra casualidad. Y la polémica aumentó cuando Houellebecq, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: "No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas solo para poner nerviosos a los demás." 


Narrativamente es un libro que funciona realmente bien, los capítulos son breves e intensos, con un correcto equilibrio entre descripciones y diálogos. Y engancha, es una de esas novelas de las que te costará despegarte. 


Opinión

Sumisión es, ante todo, un libro diferente y que merece la pena que ocupe tu estantería. Nos traslada a un hipotético futuro quién sabe si descabellado o no, pero sobre todo nos transporta a una reflexión personal interna que desemboca en una pregunta, ¿Qué harías tú si fueras el protagonista? ¿Te convertirías al islam a cambio de una vida acomodada?

Personalmente me ha gustado la atrevida propuesta, el estilo directo y provocativo del autor y el atractivo dilema que establece. Además, el contenido sexual del libro está justificado y se encuadra perfectamente dentro de la trama, no es sexo por sexo como en otras novelas que lo utilizan como gancho, tiene un sentido dentro de la personalidad del personaje y su posterior desarrollo a lo largo de la novela. 



No sabemos en qué situación nos veremos sumergidos en 2022, pero con el libro de Houellebecq estamos sobre aviso de una realidad quizá no tan lejana. 


Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 4/5                                                       8.5
Originalidad: 5/5
Interés y atracción: 4/5
Dificultad lectora: 3/5

8 de noviembre de 2016

La fortaleza digital

Ficha
Autores: Dan Brown
Género: Novela
Páginas: 440
Editorial: Umbriel (1998)






A raíz del estreno de Inferno, la adaptación de la novela homónima de Dan Brown, a la gran pantalla, el famoso escritor ha vuelto a saltar a la escena pública. Pero en esta reseña no os voy a hablar de Inferno, sino de la primera novela de Brown, una gran desconocida en su bibliografía y que sin embargo, tiene mucho que ofrecer. 

La fortaleza digital, novela escrita por Brown en los últimos resquicios del siglo XX, nos transporta a los inicios de la era digital que ya por aquel entonces, preveía una etapa de expansión y desarrollo en el que hoy nos vemos sumidos. Quizá en la actualidad nos sorprendan poco los prodigios tecnológicos que se nos presentan en la novela, con un ordenador de varios metros de diámetro como protagonista, pero que funcionan bien como un recuerdo añejo y que nos permite recordar cómo avanza la tecnología, casi sin darnos cuenta. 

La novela está ambientada en dos localizaciones principales. De una parte en las salas criptográficas de un edificio de alta seguridad de Estados Unidos y de otra la ciudad española de Sevilla, que recorremos de la mano de uno de los protagonistas. Sin entrar en profundidad en el argumento, la trama corresponde a una de las temáticas principales de los años noventa, en la que Internet comenzaba a establecerse en nuestros hogares, en un tiempo en el que el común de los ciudadanos aún podía desconfiar de los ordenadores. 
 
El gobierno estadounidense posee un ordenador super secreto de grandes dimensiones llamado Trnsalt, con el que pueden evitar posibles ataques cibernéticos a la nación, pero también vigilar los correos electrónicos de los ciudadanos, lo que deja la libertad individual a la altura del betún. Uno de los trabajadores decide desvelar este secreto a los ciudadanos y para ello crea un virus destinado a destruir el ordenador si el gobierno  no filtra a la luz pública la existencia del ordenador. Casi desde el principio, el ritmo de la lectura se torna frenético en una cuenta atrás agonizante, que culmina con un final de infarto. Lo cierto es que a medida que avanza la trama, va adquiriendo un poso y profundidad que sorprenden en una primera novela. Brown ya aporta los primeros trazos de lo que después será su estilo narrativo, con capítulos de corta extensión, directos, en los que los diálogos son fundamentales y aportan la tensión necesaria para seguir enganchado al libro. 
 

 
Las descripciones son breves y poco numerosas, pero es una fórmula que funciona, aporta la información necesaria de lugares y objetos y no cansa ni se torna en densa para el lector. El proceso de documentación por parte del autor se hace patente con la explicación de tecnicismos y de instituciones normalmente desconocidas para el gran público.


Opinión

La fortaleza digital era el único libro de Brown que no había leído hasta el momento, y me ha sorprendido gratamente. Os dejo mi particular ránking sobre la bibliografía del americano: 


1. Ángeles y demonios
2. El código Da Vinci
3. Inferno 
4. La fortaleza digital
5. La conspiración
6. El símbolo perdido

La fortaleza digital es  una pieza clave para aquellos que quieran completar la bibliografía de Dan Brown y también para otros lectores que busquen un thriller trepidante con trasfondo tecnológico. El protagonista no es el afamado Robert Langdom, pero no le resta importancia al libro para tener una validez propia. 
 

 

Valoración                                                          Nota final         

Argumento: 3/5                                                       7.5
Originalidad: 3/5
Interés y atracción: 3/5
Dificultad: 2/5